Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2011

El Hombre de Vitruvio + bicicleta

Imagen

Por qué hay tantos curas pedófilos?

Imagen
Los sacerdotes católicos son obligados a un voto de castidad que les impide desarrollar algo tan natural y esencial de la vida humana como es la sexualidad. Esta actitud represiva de la Iglesia Católica con respecto al sexo es la razón más lógica para explicar la alta incidencia de abusos entre el clero católico, algo que no ocurre entre los sacerdotes de otras religiones que pueden desarrollar su vida afectiva y sexual de manera natural y razonable. Muchas excusas pone la Iglesia Católica, la realidad es que su visión del sexo se corresponde con la de algo negativo, sucio y vergonzante, especialmente para la mujer, en consonancia con el tradicional machismo católico; entonces los sacerdotes canalizan esa necesidad fisiológica por medio de la perversión.

La última tormenta

Imagen
Cuando clasificó para la siguiente etapa de los Torneos Bonaerenses, Nancy (iba a escribir “ N.” solamente, pero no tiene sentido anonimarla) no lo podía creer, estaba orgullosa, le brillaba la mirada. Entonces comenzamos a realizar los movimientos necesarios para conseguirle el apto médico obligatorio. Hablé con Ana, mi hermana, quien gracias a un favor que había hecho podía solicitar la retribución correspondiente. Roby, el técnico en electrocardiogramas se encargó de hacer de nexo con la cardióloga. Una de las complicaciones que tuvimos, fue que justo comenzaban las vacaciones de invierno, era difícil mantener el contacto con la familia de Nancy. A los 3 días de reincorporarnos de las vacaciones invernales conseguimos turno. A las 9:00 hs llegó la niña con su abuela; me enteré dentro del consultorio y luego del electro que esa señora mayor no era su madre. Con el estudio a la vista (Roby actuó de manera rápida y efectiva) la cardióloga pidió hablar conmigo. Resulta que a mi alumna …

Acople

Imagen
Cruzo la Plaza Once desde la terminal de trenes hacia Rivadavia y Jujuy. La gente va y viene incesantemente. Un grupo de creyentes (siempre hay un grupo de creyentes vociferando en esta plaza) rodean a un hombre jóven. El frío perfora los huesos "...y hacen que los cerezos duden de la existencia de sus flores", diría Kawabata. El MCprod (Maestro de Ceremonia pro dios) grita con un micrófono en la mano: "Dios existe en mi!!; Dios existe en vos!!; Dios existe en toooodoooos!!!", mientras se le desfigura la cara. Del maltratado equipo de sonido brota un chirrido agudo, insoportable. Un muchachito del tipo universitario estatal que viene caminando de frente, dice para si mismo: "No se si existe, pero que acopla, acopla"

Dos lunas

Imagen
Aomame se cubrió la mitad inferior de la cara con ambas manos. Luego se quedó contemplando fijamente las dos lunas. «No hay duda de que algo está sucediendo», pensó. Los latidos del corazón se le aceleraron. «O al mundo le pasa algo, o me lo pasa a mí; una de dos. ¿El problema reside en la botella o en el tapón?»
Volvió a su habitación, cerró la puerta de cristal con llave y echó la cortina. Tomó una botella de coñac de la alacena y se sirvió una copa. Ayumi dormía plácidamente sobre la cama. Mientras la observaba, Aomame se bebió a sorbos el coñac. Se acodó en la mesa de la cocina, haciendo un esfuerzo para no pensar en lo que había visto tras la cortina.
«¿Y si el mundo estuviera realmente a punto de acabarse?»
—Entonces vendrá el Reino de los Cielos —dijo Aomame en voz baja.
—Me muero de impaciencia —dijo alguien en algún lugar.


De "1Q84" Haruki Murakami