Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2012

Los fantásticos libros voladores del Señor Morris Lessmore (2011)

Imagen

La primavera cicatriza

Imagen
Algunas noches al nacer arrojo la placenta al mar, ahí nomás persigo el ritmo anhelante de tus calmos modos. Veo crecer la intención, el tackle efectivo, en ese punto impreciso entre el recuerdo y tu tobillo. Lanzo la moneda y sale enero a alguien debería importarle, la primavera cicatriza. Suavemente empujo hacia abajo la tecla esc, la gata me mira como si por mi culpa hubiésemos descendido.


Cuadro: La primavera de Boticelli.

No caigo

Imagen
Entonces salgo 
cierro con llaves la puerta 
cierro con llaves la reja 
avanzo por la misma callecita de siempre. 
Llegando a la esquina
tropiezo 
no caigo
dos niños tienen el impulso de ayudarme 
me ofendo 
“La complejidad de la bondad”, pensarán. 
Mañana mismo volveré a hacerlo. 
Tropezar es conjugar la mañana de manera vehemente,
hacer encajar la vida.

UN OSITO DE PELUCHE DE TAIWAN - LOS AUTÉNTICOS DECADENTES

Imagen
Los Auténticos Decadentes son una verdadera orquesta popular, sinónimo de fiesta y alegría desde Argentina para toda América Latina y el mundo desde hace más de dos décadas. Comenzaron su carrera en Argentina en 1987, editaron hasta el momento 15 discos y tienen cantidad de grandes canciones cuyas melodías se conocen masivamente y se cantan con fervor en los estadios de fútbol de todo el continente. Aquí junto a Fernando Ruiz Díaz, líder de Catupecu Machu (amigo y fan de la banda) cantan "Un osito de peluche de Taiwan", uno de sus más grandes éxitos. Extraído del CD/DVD "Hecho en México: En vivo en el Palacio de los Deportes", el registro audiovisual que documenta los shows de festejo por los 25 años de la banda. ARTISTA: LOS AUTENTICOS DECADENTES TEMA: UN OSITO DE PELUCHE DE TAIWAN EXTRAIDO DEL DVD "HECHO EN MEXICO - EN VIVO EN EL PALACIO DE LOS DEPORTES - 25 ANIVERSARIO" GRABADO EN VIVO LOS DIAS 4 Y 5 DE NOVIEMBRE DE 2011 EN EL PALACIO DE LOS DEPORT…

Cortafuegos - Henning Mankell

Imagen
Todo comienza con la muerte de un tipo frente a un cajero automático en Ystad (como yo, que muero un poco al comprobar mi saldo). A dos chicas se les ocurre asesinar a un taxista (acá te encierran, apuran, insultan, pero de ahí a matarlos...). Mi héroe sueco descubre que uno de sus compañeros de trabajo habla a sus espaldas (a mis compañeras preceptoras y con tareas pasivas si les quitaran ese hábito les quitarían la razón de vida, la esencia). Hay barro, frío, nieve, genios informáticos, mercenarios asiáticos, lunáticos, fanáticos, dementes, mujeres que entusiasman y mienten, soledad y la sensación de que el mundo puede estallar en cualquier momento sin el mínimo “agua va”. Por suerte existe Kurt Wallander, sin él compadecerse de nuestra suerte no tendría sentido.

La última vez

Imagen
¿Cuándo fue la última vez que te preguntaste? No buscando una respuesta ni encontrando una certeza, sino la última vez que te escapaste de lo cotidiano y te detuviste. No por cansancio ni por desidia, sino porque sí.  ¿Cuándo fue la última vez que te detuviste y dejaste que todo a tu alrededor flotara? Como quien se anima a desconectar las cosas, a quitarles su carácter de utilidad, a sacarlas de la lógica del cálculo.  ¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo que no sirviera para nada? Para nada ni para nadie, ya que las servidumbres se presentan de formas muy misteriosas. Algo que no fuese pensado desde la ganancia, el interés o el egoísmo.  ¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo porque sí? No porque te convenía o porque lo necesitabas, o incluso porque lo querías; sino porque sí. O al revés: ¿cuándo fue la última vez que la casualidad hizo con vos algo? No algo productivo, ni profundo, ni siquiera algo en sentido estricto.  ¿Cuándo fue la última vez que le diste un abrazo a …