Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2016

Guerra no, fiesta si.

Imagen
La almohada (su nombre deriva del árabe andalusí ”mujadda” y significa cogín) es básicamente una bolsa llena de material blando que se utiliza para apoyar la cabeza con el fin de conciliar el sueño. Es una especie de animal propicio, de carácter aún más dócil que el gato y de movimientos tan imperceptibles como los del minutero u horario en los relojes analógicos, a ello se debe que jamás aparezca, por las mañanas, donde se la acomoda de noche. Es fiel y confiable, cuando uno duerme con la almohada de otro se siente incómodo, por más que se la apriete de los costados para hacerla mullida en el centro. Debería existir un decreto con fuerza de ley que indique: “Toda persona honrada debe trasladarse por la vida con su almohada a cuesta, nunca se sabe dónde nos puede encontrar la noche”.
Entonces no entiendo a esas personas (por lo general jóvenes, niños e inmaduros) que se reúnen, convocadas por las redes sociales y/o amigos que están al pedo, a participar de “Guerras de almohadas”, donde…

Continuidad consustancial

Imagen
Como una parte de mi, ínfima, dura. Para poder hacerlo me quito la placa miorrelajante que sostengo en la mano izquierda durante toda la faena. Temo romperme algún diente, así que decido chuparla hasta ablandarla.
Definitivamente no debe ser una de mis mejores partes, esas son blandas, sensibles, de fácil absorción. Sabrosa tampoco es, ni dulce, ni salada, ni siquiera agridulce; más bien desabrida, insulsa, tímida casi.
Estaba ubicada en una zona que ni siquiera advirtió su ausencia, mucha falta no haría, es más, pareciera más cómoda desde que no está.
Comerse a uno mismo sospecho que no debe estar permitido. En la biblia dirá algo al respecto? La verdad es que jamás leí la biblia, así que no podría saberlo y quienes la leyeron tanto como para responder me parecen unos cretinos, sinvergüenzas, pedófilos y degenerados, así que prefiero seguir en la más profunda de las ignorancias.
Este autocanibalismo será congénito? Mi padre o mis abuelos también tendrían ese impulso, esa maldita cos…

La Trata - Murga El Remolino

Imagen
Gracias Diego L Romero por el dato desde Facebook.

Adiós Nelly - Yo nunca pedí (Martín Buscaglia y Mariana Lucía)

Imagen
Ella era divina.
Era una Deva, una deidad benévola, a veces demasiado.
Es cierto que estaba cansada y es difícil imaginarla así,sin ganas.
Se lleva una parte nuestra y nos deja su impronta artística, creativa, solidaria, inquieta;
también un millón de cosas maravillosas y la certeza de que todo se puede hacer o al menos intentar.
Andará volando, planeando, como siempre quiso, y está bien así.
Hoy el día la despidió con lluvia, como bendiciéndola, como ya extrañándola.
Hasta siempre Nelly.